De Senj a Jablanac

Te imaginas despertar un día, abrir la puerta y que esta imagen sea

tus buenos días?

Jablanac.jpg

Decidir olvidarte de todo aquello que te atormenta, que te grita, que te duele.

Cerrar los ojos. Respirar.

Bañarte en salitre, 

vestirte al sol, 

ser viento

Pensar en un lugar bonito, por ejemplo,

JABLANAC

Agarrarte a la aventura. Hacer AUTOSTOP
y que un hombrecillo con ganas de historias, de mundo -y que sólo habla alemán y croata-

se pare a escasos metros y te enseñe más de 30 kilómetros de adriático, de islas,

de generosidad. Que sonría y se vaya.

    ¿Caminamos?

Y dicen que hace falta perderse para encontrarse.

Caminar, respirar, caminar

no pensar

Y cuando lo único importante es ese instante, ese paso a paso, esa naturaleza, ese viento soplando,

ese sol abrazando y un mar que cuida y calma,

aparece uno de los lugares más espectaculares y escondidos que puedan existir.

Zavratnica

Y entonces te das cuenta que la vida es esto.

Instantes que te abrazan, que te dejan sin aliento, 

Un arriesgarse SIEMPRE

Y  amor

muchísimo amor.

Que como alguien dijo una vez,

SER FELIZ ES UNA DECISIÓN.