MARRAKESH

Hay personas que están hechas a base de ciudades.  Y sucede que Marruecos es vida, contraste, color y verdad. 
Él decía que no existía en el mundo más belleza que la de un atardecer desde los tejados de la Plaza Jemaa El-Fna. Me había enamorado de este país en un tren de Vigo a Oporto escuchándole hablar. Y llegar era tocar rincones de piel sin conocer, mapas trazados y calles que una vez fueron hogar.  De todas sus vidas, mi favorita.

Tú me llevas. 

AnayJavi-6.jpg
AnayJavi.jpg
AnayJavi-23.jpg
adventureedited2.jpg
AnayJavi-17.jpg
AnayJavi-2.jpg
AnayJavi-7.jpg
AnayJavi-82.jpg
2017-08-28 11.57.08 1.jpg

TRAVEL

is the only thing you can spend money on that will make you richer. 

AnayJavi-48.jpg
AnayJavi-2.jpg
AnayJavi-95.jpg
AnayJavi-26.jpg
AnayJavi-15.jpg
AnayJavi-61.jpg
AnayJavi-107.jpg
AnayJavi-24.jpg
AnayJavi-90.jpg
AnayJavi-21.jpg
Captura de pantalla 2017-08-29 a las 23.06.36.png

New York, I'm a dreamer.

Ponle música a este ratito pinchando aquí.

“- Esto es lo que siempre me ha gustado de Nueva York. Estos ratitos en la acera, fumando. Pensando en tu vida. Te hace apreciar la ciudad. Puedes observar los edificios, sentir el aire, ver a la gente. A veces conocer a alguien con quien puedes conversar.
- ¿Sí? ¿Hablar de qué?
- Cosas que le puedes decir a un desconocido. Cuando no hay pasado o culpa."

New York, I love you. 
 

A New York tenía que ir. Pero no porque fuese a impresionarme o a encantarme. No. Los rascacielos, la multitud, las avenidas kilométricas y el ruido es lo último que elegiría en mi vida. Pero creo enormemente que nunca se le puede decir que no a una ciudad hasta haber estado en ella. Y podría hablaros de lo increíble e inmenso que parece el mundo desde el Top of the Rock, de las caminatas, de un Malasaña en pleno Brooklyn, Williamsburg. Del teleférico, el ferry o el olor a pizza y channel. Podría hablaros de mis ojos haciendo chiribitas en el barrio italiano o mi locura por los rituales de Corea Town. De hombres de traje y corbata y mujeres de tacones y labios rojos. También del mejor brunch de todo NY, Queens ComfortEl Chelsea Market lleno de cosas bonitas y sabores o de lo maravillosa que es la vida desde el Highline.  Podría hablaros de acudir al teatro en la gran ciudad y ver una versión de Calderón, que toda la vida es sueño. Pero la realidad es que el corazón de New York está en la mirada de todos los que viven allí. No sabría explicaros con palabras lo qué es porque creo que hay que vivirlo, pero ojalá con alguna de estas fotos podáis haceros una idea. Una ciudad que no te permite sentirte o estar solo. Siempre habrá alguien cantando para ti, sonriendo o preguntándote por la vida sólo porque camináis en la misma dirección. No existe diferencia ni distancia. Hay abrazos gratis y cafés calientes. Y si tengo que quedarme con un lugar, sin duda está en un rincón de Central Park donde suenan versiones con la voz y la guitarra de quien quiera que sea. Pero ahí están, personas que nada tienen que ver compartiendo un mismo momento. Una letra de canción, una sonrisa, un banco o el propio aire. Ahí es donde reside, de verdad, New York. El resto es una milonga. Y mientras todos cantaban, a gusto, tranquilos, en paz y juntos, yo deseé que no terminase ese momento. 

NY-53.jpg

De Senj a Jablanac

Te imaginas despertar un día, abrir la puerta y que esta imagen sea

tus buenos días?

Jablanac.jpg

Decidir olvidarte de todo aquello que te atormenta, que te grita, que te duele.

Cerrar los ojos. Respirar.

Bañarte en salitre, 

vestirte al sol, 

ser viento

Pensar en un lugar bonito, por ejemplo,

JABLANAC

Agarrarte a la aventura. Hacer AUTOSTOP
y que un hombrecillo con ganas de historias, de mundo -y que sólo habla alemán y croata-

se pare a escasos metros y te enseñe más de 30 kilómetros de adriático, de islas,

de generosidad. Que sonría y se vaya.

    ¿Caminamos?

Y dicen que hace falta perderse para encontrarse.

Caminar, respirar, caminar

no pensar

Y cuando lo único importante es ese instante, ese paso a paso, esa naturaleza, ese viento soplando,

ese sol abrazando y un mar que cuida y calma,

aparece uno de los lugares más espectaculares y escondidos que puedan existir.

Zavratnica

Y entonces te das cuenta que la vida es esto.

Instantes que te abrazan, que te dejan sin aliento, 

Un arriesgarse SIEMPRE

Y  amor

muchísimo amor.

Que como alguien dijo una vez,

SER FELIZ ES UNA DECISIÓN.