Nico from Melbourne II

Creo que no sé qué decir sobre esta sesión. Mi cámara y todo lo que suceda con ella llevará tatuada esta mirada para siempre. Y qué bonito que pase el tiempo, que el cuerpo y la mente se hagan cada vez más mayores pero que esos ojos sin reglas, salvajes, libres y esa inocencia que fotografié hace exactamente dos años, sigan intactas. Nico guarda a parte del mar y la vida, toda mi inspiración en su mirada. Y esto es lo que sucede cuando un par de imágenes valen más que mil palabras:

Nico110818-4.jpg
Nico110818-3.jpg
Nico110818-2.jpg
Nico110818-16.jpg
Nico110818-17.jpg
Nico110818-10.jpg
Nico110818-11.jpg
Nico110818-14.jpg
Nico110818-6.jpg
Nico110818-12.jpg
Nico110818-18.jpg
Nico110818-34.jpg
Nico110818-23.jpg
Nico110818-37.jpg
Nico110818-38.jpg
Nico110818-9.jpg
Nico110818-33.jpg
Nico110818-40.jpg
Nico110818-21.jpg
9176fe08030c7e603e3f6a5de2857ddb.jpg